martes, 25 de septiembre de 2007

Argumento de la Obra

Para ver el argumento de la obra, haga click en el título.

1 comentario:

EL GRAN TEATRO DEL MUNDO, OBRA DE PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA dijo...

La obra inicia con la aparición del Autor, que viene a ser un "Señor", quien estaba impaciente de fiestas y convoca al Mundo, que vendría a ser un teatro, para realizar un homenaje a la creación.
Para este homenaje prefiere una comedia, ya que la vida humana es lo que se va a representar, donde el Señor como dueño de la idea será el Autor, El Mundo será el Teatro y el hombre el comediante.
El Mundo obediente acepta participar en El Gran Teatro del Mundo y hace un recuento de la creación, haciendo un resumen de lo que sucede en el antiguo testamento, dividiendo la historia en "tres jornadas", a la manera de la comedia teatral, que está regida a su vez por la Ley Natural, la Ley Escrita y la Ley de Gracia. El mundo ocupa además otros detalles para esta gran representación como vestuarios y las dos puertas por donde la comedia ocurrirá, la puerta de la Cuna y la puerta del Sepulcro. El Autor llama a los hombres al escenario para repartir los papeles. Aparecen siete personas que se consideran polvo pues no tienen todavía alma, sentido y potencia, solo viven en el concepto del autor. Antes de repartir los papeles, ve que alguno puede quedar desconforme con su papel, pero esto es simplemente representar así que no importa mucho, aunque la persona piense que es "vivir como".
De la propia mano del Autor reciben los papeles primero el Rey, luego la Hermosura, el Rico, luego el Labrador cuyo intérprete queda insatisfecho del papel. Después la Discreción, después el Pobre quien considera ser merecedor de un mejor papel, y al único a quien no adjudica papel es al niño puesto que sin nacer morirá. Pese a las protestas El Autor advierte que en esta comedia todo papel es bueno si se ejecuta bien y que una vez terminada la representación el que haya bien actuado cenará con él. Los convocados tienen muchas inquietudes que el autor va aclarando: el nombre de esta obra tan misteriosa es "Obrar bien, que Dios es Dios", tampoco es necesario ensayarla antes, de una vez hay que acertar; para enmendar al que se equivoque y enseñar al ignorante tendrán su Ley, también tienen que estar atentos que en cualquier momento puede acabar la comedia y finalmente les entrega el albedrío. Seguidamente el Mundo de acuerdo con las características de su papel entrega a cada uno su vestuario para la representación.
Empieza la representación de la obra para la cual todos hacen su aparición. Primero la Hermosura y la Discreción quienes rápidamente entran en desacuerdo sobre su apreciación de la naturaleza y la vida. Después el Rico, el Labrador y el Pobre. Las intervenciones son comentadas o corregidas por el apunto del Señor. Se anuncia la aparición del Rey a quienes todos se postran. El Pobre inicia unos nuevos temas en la obra y solicita limosna a todos los participantes. La Hermosura, el Rico, el Rey y el Labrador se niegan a dar cualquier cosa al Pobre, solamente la Discreción da limosna de pan e inmediatamente tiene un malestar, va a sufrir un tropiezo y es ayudada por el Rey.
Se propone un segundo tema que es conversar sobre lo que cada uno imagina. El Rey inicia este tema e imagina victorias y esplendor y es llamado por la voz del apunto para salir por la puerta del ataúd. Todos lamentan su muerte pero inmediatamente retornan al juego. Después la hermosura imagina como conquistará a todos con su belleza y también es llamada a terminar su representación por la misma puerta de la muerte marchitándose y lamentando no haber hecho mejor su papel. El labrador es el siguiente en ser llamado y lamenta partir dejando todos sus frutos. Continua el Rico hablando sobre lo que imagina pero no es llamado, entonces el Pobre solicita perecer lo antes posible y terminar con la representación; la voz del apunto llama a Rico y Pobre simultáneamente, el Rico lamenta su partida y el Pobre parte agradecido. Queda sola la Discreción en el mundo y decide partir voluntariamente dando fin a la comedia.
El Mundo sale entonces a pedir a cada uno los objetos utilizados en la representación ya que todos tienen que acabar como iniciaron. El Rey sale primero entregando su poder y su corona, en cambio la hermosura dejó sus atributos en la representación; el Labrador devuelve el azadón entregado. El Rico entrega sus alhajas y el Pobre nada tiene que devolver, El Niño también nada tiene para entregar pues nunca salió en la comedia. El mundo les pide pasar de las ficciones a las verdades, aparece nuevamente el Autor en una mesa donde tiene pan celestial y juzgando la manera como todos representaron, llama para compartirlo primero a El Pobre y la Religiosa, el Rey por no dar limosna no subirá a la cena, pero la Discreción aboga por él y finalmente es llamado, el Rico se va envuelto en fuego. El Labrador y la Hermosura también son llamados por sus fatigas. Música de Chirimías y final de la obra.